Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/groizard/public_html/plugins/content/responsivemedia/responsivemedia.php on line 29

El Informal: Las piezas

A las 11 de la mañana el equipo de dirección del programa te entregaba un recorte de prensa, un titular, para que realizases una pieza sobre la noticia. A las 21:15, a veces un poco después, tenías que tener esa pieza en el control de realización para su emisión ese mismo día dentro del programa. 

Inmediatamente bajabas a documentación, y allí entrabas en la base de datos de Telecinco y buscabas imágenes para montar tu pieza, a veces, que tuvieran relación con el tema que te había tocado desarrollar, y otras veces, buscabas imágenes que sabías que te iban a dar juego y probablemente una buena idea para desarrollar la pieza. 

 

Hacías un listado de cintas que creías te podrían servir, esa era la parte más desesperante pues siempre trabajabas a ciegas (salvo que ya hubieras utilizado dichas imágenes). 

Después pedías esas cintas al equipo de documentación del programa. Ellos eran tus ángelitos de la guarda. Sabían casi de memoria si tal imagen existía realmente o no. 

Después te exponías a que tal o cual cinta ya la hubiese pedido un compañero que estaba trabajando en su pieza (así llamábamos a los vídeos), con lo cual era casi mejor descartar su uso o preguntarle diréctamente qué iba a usar de dicha cinta. 

Luego llegaban los chicos y chicas de docu con sus carritos de la compra cargados con las cintas que habías pedido. Las visionabas, si es que encontrabas un magnetoscopio libre, y te llevabas enormes decepciones... Vuelta a empezar, otra vez a buscar en la base de datos o... de las 20 cintas que habías pedido una te daba para hacer toda la pieza... ¡Milagro!

Hacías una escaleta (cada maestrillo tenía su libri...) (escribías con faltas de ortografía, todo lo rápido que te daba el teclado, este guión era sólo para ti, a veces lo hacías en el ordenador y otras anotabas tus ideas, a mano, en un cuaderno)

Después con esta idea pulías tu guión, el que llevabas a la sala de montaje, con los doblajes encajados al milímetro siempre que te diera tiempo, y si no, pues sólo te quedaba improvisar con Flo, Micky, Mónica, Capi... 

Y antes de que se cerrara el programa entregabas esto y esto era lo que se emitía ese mismo día. 

Después de más de dos años en el programa, mis compañeros de piezas tenían cuatro, cinco, seís cintas de una hora, o una veintena de cintas de 30 minutos con sus piezas. Yo sólo tenía tres, la mayor parte del tiempo lo pasé en el "grupo de élite" escribiendo guiones de plató, findus, piezas especiales, sketches, pero para mí la élite del programa la formaban mis compañeros de piezas, esa era la mina, allí es donde se trabajaba duramente, sin menoscabo a las otras labores que los demás hacían para el programa. Ciertamente, era una responsabilidad, y una labor complicada escribir todos los días tres o cuatro pasos de guión de plató sin repetirte durante más de 400 programas, pero era innegable el hecho de que ahí se vivía mucho mejor que haciendo piezas.